martes, 2 de junio de 2015

Dormir media hora menos al día sube riesgo de obesidad.

Los investigadores señalan que aún faltan estudios por hacer. La diabetes puede desarrollarse en quien tiene menos tiempo de sueño. Diversos estudios lo habían advertido: la falta de sueño se relaciona directamente con el aumento de riesgo de obesidad. Ahora, una nueva investigación elaborada por la Escuela de Medicina de la Universidad Wein Cornell en Catar, revela que dormir media hora menos al día es suficiente para impactar al metabolismo. Además, interrumpir el sueño por tan poco tiempo también aumenta el riesgo de diabetes, pues se altera la resistencia a la insulina. "Nuestros resultados sugieren que no cancelar esta deuda con el sueño puede tener efectos negativos para el metabolismo, como sobrepeso y obesidad abdominal, así como más propensión a la diabetes. Sin embargo, también hay buenas noticias, porque tener los patrones de sueño completos también podría ser parte de un programa para combatir el sobrepeso", comentó en un comunicado de prensa Shahrad Taheri, coordinador del estudio. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores tomaron a 522 personas que habían recibido diagnóstico de diabetes recientemente. Los participantes completaron un diario de sueño durante siete días y calcularon cuánta "deuda de sueño" tenían. Al transcurrir este tiempo, se les dividió en tres grupos: a uno se le asignó un programa de actividad física, a otro actividad física y dieta, el otro continuó su vida normal comiendo y haciendo el ejercicio que por lo general hacían. Durante seis meses, los participantes volvieron a llenar un diario de sueño y calcularon su "deuda de sueño". Cuando se comparó a las personas que tenían "deuda de sueño" con quienes no, los primeros tenían un 72% más de riesgo de ser obesos. Además, después de un año de seguimiento, por cada 30 minutos al día que no se durmieron, el riesgo de obesidad crecía17% y la resistencia a la insulina un 39%. Los investigadores señalan que aún faltan estudios por hacer, pero recomiendan tener dentro de los programas de alimentación un programa de acompañamiento para que la persona aprenda a dormir bien y a dedicarle al sueño las horas necesarias. Fuente: La Nación.
Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario